Archivo del Autor: Nch

Acerca de Nch

Nch Roman es periodista freelance interesado en temas de cultura tecnológica y urbana.

Hora de Aventura: tierno mundo apocalíptico

Un perro, un chico y sus andanzas en un dibujo animado parece trillado pero en “Hora de Aventura” la fórmula logra un nivel de delirio memorable que perdura temporada tras temporada. Todo es raro. Jake, el can, modifica la forma de su cuerpo con bizarra facilidad. Finn es un jóven humano noble e hiperactivo. Ambos viven en la Tierra de Ooo, un mundo post-apocalíptico, escombros del Planeta luego de la enigmática Guerra de los Champiñones. En Ooo es natural que un monstruo inmenso corra despavorido escupiendo fuegos artificiales por la boca mientras en su estómago hay una colorida fiesta dónde cientos de osos de peluche bailan sin reparar en que el aturdido engendro terminará por digerirlos.

Adventure Time by Pendleton Ward

Sigue leyendo

El valor de las palabras

Un editor, o grupo de editores, recolecta palabras junto con ejemplos de sus distintos usos. Luego, establece una norma de uso y las define. Finalmente, esas definiciones son condensadas al límite para lograr un producto único: el diccionario. Ese ha sido, al menos desde tiempos victorianos, el proceso mediante el cual la lexicografía brinda la posibilidad de surcar el lenguaje. Wordnik pretende cambiar ese proceso junto con el resultado final y convertir a cada palabra en particular –y toda la información que contiene– en el producto a comercializar.

Según comentó hace tiempo en TED, Erin McKean –lexicógrafa fundadora de Wordnik– el diccionario online promedio “es un diseño victoriano unido con un poco de propulsión moderna. Es steampunk. Lo que tenemos es un velocípedo eléctrico.”  El problema es que al concentrarse en afilar la agudeza de la búsqueda perdemos serendipia. Wordnik pretende cambiar el “diseño” del diccionario y unir concepto con contexto, lexicografía tradicional con lingüística computacional agrupados en un inmenso repositorio que su fundadora llama word graph.

Sigue leyendo

Periodismo orientado a su objeto

La carrera de quién escribe más rápido y con menos errores ortográficos se asemeja a la carrera que el ajedrecista perdió hace tiempo en manos del mismo verdugo: el procesador. Anunciar al siguiente hype o cubrir un evento en un santiamén son trabajos cuasi matemáticos; y para las matemáticas las computadoras son más rápidas. Pero ¿es ese el punto? ¿No deberíamos, en cambio, preguntarnos si debe el periodismo correr esa carrera en primer lugar?

Los adictos al hit, al minuto a minuto, los ebrios del frenesí, superficial pero respetable, de “ser los primeros” dirán que el vértigo que propone el reloj es intrínseco al periodismo. Aparecerán también los eruditos, los virtuosos, que propalarán insultos al devenir por traerles la regurgitación final del sentido en manos de un autómata de hojalata o lo que sea que imaginen.

Sin embargo, podemos aprender del pensamiento computacional y tomar las riendas. A modo de ejemplo, rescatemos el concepto de periodismo orientado a objetos.

Sigue leyendo