Ismos malditos

Existe cierta sorpresa generalizada por la aparición de un niño predicador. El lavado de cerebro al que fue expuesta esta criatura produce escozor. ¿Qué hacer cuando la prédica religiosa o política está atada al odio?

Ayer las pantallas del Channel 4 transmitieron un documental titulado Nazi Pop Twins. Por varios meses, los realizadores del film siguen la vida de dos mellizas artistas Lynx Gaede y Lamb Gaede. Ambas forman un dúo pop bautizado Prussian Blue que reivindica los argumentos del White Pride (u Orgullo Blanco), una organización extremista que aboga por la supremacía de la raza blanca, justifica las atrocidades del régimen nazi y fomenta el odio racial dentro del marco del nacionalismo, cristiano y norteamericano. Bien Ku Klux Klan, digamos.

Nazi Pop TwinsEl documental muestra como la madre, April, presiona psicológicamente a las niñas con falacias plagadas de odio y resentimiento hacia las personas de color y los inmigrantes que las púberes reflejan en sus letras. Uno llega a sentir lástima por las pendejas puesto que la paranoia de la madre respecto de la sociedad es digna de tratamiento médico. Aparentemente, la mujer sufrió un intento de violación y como el acosador era de color, en un acto de reduccionismo primitivo transforma ese miedo específico en ira hacia todo lo diferente. Claro que gran parte de la comunidad rechaza esta postura aberrante. Lo curioso es que cuanto más rechazo siente desde la comunidad más fuerte son sus sentimientos de enojo.

El padre de April, el abuelo de las niñas, muestra un talante de hombre de campo, aficionado a las armas y xenófogo, especialmente anti-mexicanos, a quienes su ignorancia sólo puede identificarlos como “inmigrantes ilegales”. En su rancho hasta el ganado es marcado con esvásticas, con manifiesta intención extremista. Sólo la abuela de las mocosas aparenta algo de cordura al cuestionar tanto resquemor hacia el prójimo.

La madre tiene un programa de radio que transmite por Internet que debe moverse de servidor en servidor debido a la censura. También hay un foro oficial. Durante el documental las niñas manifiestan su intención de alejar este ismo de sus canciones. Incluso muestran composiciones adolescentes y sencillas. Sin embargo, la presión de la madre parece ser insoportable.

Ojalá esta familia pueda encontrar tranquilidad y canalizar su energía hacia otro lugar menos enfermo. Pero me pregunto: ¿Cómo hay que reaccionar ante esto? ¿Cuáles son los extremos que nosotros generamos?

Relájense. Paz.
________
Anexo: Hay material en Youtube.

Un pensamiento en “Ismos malditos

  1. edgar

    Que comentario se puede hacer? es increible ke sigamos viviendo este tipo de situaciones, solo falta, señores, que retrocedamos mas…a ver cuando dejamos de usar vehiculos porke tienen ruedas redondas…asi como estamos de retrogradas, no me extrañaria.