Basural catódico

Detrás del televisor había una suerte de cubículo. Era el reverso del descanso de una escalera contigua a la habitación. Tenía la altura exacta para servir de escondite y laboratorio, al mismo tiempo. Hasta que la inspección inesperada de un mayor llegase al lugar, el tiempo era suficiente para mutar de fisonomía y poner jeta de nada.

Mumm Ra

De aquella guarida se salía por sólo tres motivos. Uno: merienda con Nesquik, pan, manteca y azúcar. Dos: un par de vidas en el Dig Dug. Tres: alguna de las presentaciones televisivas de las series basura que aún permanecen enquistadas todo cerebro 80’s.

Horas dilapidadas mirando Robotech, Transformers, Halcones galácticos, He-Man, Tedy Ruxpin, sin contar las series tipo MacGyver. Un mundo que terminó con Nirvana sonando de fondo mientras Los Simpsons aparecían, creo que en VCC. A esa altura, el refugio coleccionaba telas de araña.

Maldito sea Retro Junk que, cada tanto, me regresa al lugar del que tal vez nunca quise salir.

Un pensamiento en “Basural catódico

  1. Mauro

    Noooo!!! me pegaste un tiro en el alma, bolú…
    Gracias por traer todos esos recuerdos a mi mente.

    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>